domingo, 24 de julio de 2016

Del vuelo del Ícaro al renacimiento del Fénix, sanación emocional y terapia alternativa.


Cuando encuentro las respuestas… la vida me cambia las preguntas… la mayoría de veces no encontramos las respuestas porque sencillamente se encuentran  adentro de nosotros, por eso la alternativa de solución a los conflictos emocionales es establecer un profundo contacto interior conmigo mismo  para saber que opción de vida es la más saludable según las circunstancias, finalmente la única persona que me acompañara hasta mi último día seré yo misma. Tal vez las preguntas no hayan cambiado… el que he cambiado he sido yo.

Para ese proceso que  va más allá de la autoayuda convencional, la invitación está encaminada a que exploren como yo; no solo desde lo profesional sino desde un modesto ejercicio de ensayo y error personal las bondades que brindan las terapias alternativas en el viaje más importante de nuestra vida… adentro de nosotros mismos.

¿Cómo establecer esa conexión en un mundo que nos invita a vivir desconectados no solo de los demás sino de nosotros mismos? La respuesta es fácil y también difícil depende de ti que rumbo tome… yo como muchos he pasado por circunstancias difíciles,  Eso me llevo a reflexionar en que no es lo mismo decir “ánimo, tu puedes” a decir yo “estuve donde tu estas y si se puede”
Hoy quiero decirles que ¡si se puede!, hay unas pequeñas pautas que hoy quiero compartirte  para que conectes con ese ser maravilloso que eres tú con la ayuda invaluable de las terapias alternativas.
1. Ora o medita una vez al día: es fundamental conectarse con la fuerza creadora del universo y sintonizarte en las altas frecuencias de la  gratitud, nunca pidas cosas solo da las gracias por todo, la gratitud meditativa es la llave que abre las puertas a las oportunidades de vida, si quieres  ora por otra persona, no lo hagas por ti mismo, esto es más efectivo que si lo haces por ti… porque te estas desapegando del proceso  y también del resultado. Puedes hacer una meditación corta llamada Hoponopono, es decirle con respeto a la situación que te afecte… lo siento, te amo, perdón y gracias… Es sencillamente ¡Mágico!
2. Toma esencias Florales: Las Esencias Florales son una terapia que utiliza unas técnicas heredadas de la homeopatía que recoge en frasquitos ámbar la energía de la flor y nos armoniza según el proceso que estemos viviendo, el Dr. Bach, creador de este sistema,  que recibe su nombre, nos recomienda un remedio llamado rescate que es como la fórmula universal para toda situación de urgencia emocional que podamos estar enfrentando, bastan 7 góticas sublinguales para que empieces a ver la vida de manera más amorosa y sana.
3. Inunda tu vida de aromas: La Aromaterapia, es el arte de armonizar cuerpo mente y espíritu  mediante los aromas,  esta milenaria técnica que viene desde el antiguo Egipto nos invita  a través del olfato, a  que armonicemos los estados de alteración física o emocional secundarios al estrés diario, las maravillas del  aceite esencial y un masaje le harán mucho bien a  tu cuerpo y tus emociones.
4. “Haz cada día algo que te asuste” decía Eleonora Roosevelt: Mira optimista tu proceso y haz el firme propósito de salir cada día de tu falsa zona de confort para hacer algo que te atemoriza hacer: Aprende otro idioma, ve a clases de baile, inscríbete a un club de música aprende a conducir auto, haz cualquier cosa pero  aprende… aprende lo que necesitas aprender para que en tu vuelo emules al  Fénix renaciendo de tus cenizas y nunca más se te derritan las alas como a Ícaro en el intento de volar hacia tu sanación emocional.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada